Noticias
 
Documento Sin título
 
Portada > Créditos al consumo en tiempos de crisis
 

Créditos al consumo en tiempos de crisis

" Este proyecto ha sido subvencionado por el Instituto Municipal de Consumo del Ayuntamiento de Madrid, siendo su contenido responsabilidad exclusiva de la Asociacion EUROCONSUMO Comunidad de Madrid "
 

PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS AL CONSUMO

En ocasiones, los consumidores necesitan dinero para satisfacer algún capricho que les resulta demasiado caro de costear o para afrontar algún gasto imprevisto o muy elevado y sus ahorros no son suficientes para pagarlo. Pueden optar por ir a su entidad bancaria para pedir un préstamo al consumo, que es un tipo de crédito que puede financiar el importe total de la compra que quieren realizar, a unos intereses medios y con un plazo de devolución que se adapte al bolsillo de quien lo solicita.

Aunque los préstamos al consumo son cada vez menos demandados por la sociedad en general ( sobre todo porque la crisis hace que la gente lo pase cada vez peor ), es cierto que hoy en día todavía existen personas que se animan a satisfacer aquellos caprichos o necesidades demasiado caras como para pagarlas de una sola vez.
 
? Qué es un Crédito Personal y al Consumo?
El Crédito Personal es aquel que el consumidor solicita a una entidad bancaria sin necesidad de justificar el destino de ese dinero, comprometiéndose a devolver, en pagos periódicos, la cantidad solicitada más los intereses, respondiendo con sus propios bienes.

El Crédito al Consumo es un tipo de crédito personal que tiene una regulación especial ( Ley 7/1995 de 23 de marzo ) y se contrata para cualquier compra o servicio.

Este tipo de crédito está vinculado a esa adquisición o contratación y se firma a través del empresario que ofrece ese bien o servicio. El interés de estos préstamos oscila entre el 7 y el 10% y su límite son 7 anos.
 
Requisitos Para Adquirir un Préstamo al Consumo
Al ser un préstamo fundamentalmente orientado a satisfacer algún denominado "capricho", se ha de demostrar que no se tiene el suficiente dinero ahorrado, y que 2 no existe otro motivo ( como sería el de no llegar a fin de mes holgadamente), que nos impida comprar aquello que deseamos.

Una buena manera de que la entidad de crédito nos financie, es aportando la documentación necesaria que acredite que se tiene un trabajo fijo y unos ingresos mensuales constantes y que estos ingresos pueden cubrir de sobra las cuotas mensuales del crédito y que no se tiene solicitados más créditos personales.

Además, es muy normal que si la cantidad a devolver es alta, el banco le pida que contrate con ellos un seguro de vida, el cual cubriría las cuotas mensuales en casos imprevistos, como el hecho de quedarse en paro o en casos como accidentes o fallecimiento.

Ventajas
La ventaja que tienen estos créditos con respecto a otros, es que los intereses del crédito suelen ser medios (entorno al 8%) y los plazos de devolución son amplios.

Pero si se desea pagar los menores intereses posibles durante la vida del crédito, se debe pensar en devolverlo en el mínimo tiempo posible. Para lo que se deberá pagar una cuota mensual más alta y "apretarse el cinturón."

Si por el contrario, le da igual pagar algo más durante la vida del crédito, puede pedir pagar el mínimo necesario, utilizando todo el plazo de amortización del préstamo que la entidad le ofrece. Así no lo "pasará mal" para pagar cada cuota, ni tendrá que destinar dinero que tenga reservado para otras cosas para pagar antes el crédito.
 
Claves para Optar a un Crédito Personal
En una época en la que obtener un crédito personal puede ser muy complicado para cualquier ciudadano medio, vamos a describir algunos de los requisitos imprescindibles que miran con lupa las entidades bancarias cuando van a conceder créditos personales.

Antes de otorgarle un crédito , LA ENTIDAD FINANCIERA EVALUARÁ LA SITUACIÓN INDIVIDUAL de cada usuario y estudiará las siguientes cuestiones:

1/ Si el usuario aparece en cualquier registro o listado de morosos ( RAI, Experian, Asnef, etc...). La inclusión en alguna de estas listas anula prácticamente la concesión del préstamo personal en cualquier entidad bancaria.

Aunque existe la posibilidad de obtener un crédito estando en alguno de estos registros. Por ejemplo, realizando una reunificación de deudas ( producto de tipo hipotecario ). se puede llegar a obtener crédito y cancelar las deudas pendientes.

Otra opción es acudir a los préstamos de capital privado. Para optar a ellos es preciso poseer alguna propiedad, terreno, vehículo, etc..., que servirá para avalar la operación. El principal problema es que este tipo de producto tiene unos intereses elevados y la devolución del préstamo se debe realizar en 6 meses o un ano, pero aún asi, este tipo de créditos tienen su mercado.

2/ Los ingresos percibidos mensualmente. Si se cuenta con unos ingresos fijos, ésto le garantiza a la entidad el reintegro de la deuda.

3/ El estado financiero presente del usuario. Si tiene otras deudas contraídas con anterioridad ( tarjetas de crédito, créditos personales, etc...). Cuanto más elevadas sean esas deudas, tendrán menos posibilidad de obtener el crédito personal debido a que el banco lo considerará una operación de riesgo.

4/ Si tiene en la entidad domiciliados sus ingresos periódicos ( pensión o nómina ).Esto incrementará sus opciones ya que se ha convertido en la tónica habitual en casi la gran mayoría de ofertas de préstamos personales, Si se quiere un préstamo personal con un tipo de interés aceptable no tendrá otro remedio que domiciliar la nómina, contratar algún seguro, tarjetas, etc... En definitiva, hay que tener una mayor vinculación con la entidad que podría describirse como: "Yo te doy si tu me das".

5/ Si su historia de préstamos es intachable, es decir, los créditos que ha solicitado con anterioridad los ha pagado puntualmente. Las mensualidades a abonar no podrán superar un 40% de los ingresos mensuales, endeudarse por un porcentaje más elevado es peligroso a largo plazo.

6/ Los avalistas. Este punto es decisivo para la entidad crediticia porque, en caso de no pagar el crédito aquel a quien se le concede, habrá otra persona que lo hará por él.

7/ La contratación prácticamente forzosa de un seguro de amortización.

La entidad crediticia tendrá en cuenta: la cuantía, la regularidad de sus ingresos y su estabilidad económica, por lo tanto, será fundamental evaluar si son elevados, constantes y si no hay demoras en el abono del crédito cada mes. Si es un profesional, lo idóneo es que tenga ingresos superiores a los mínimos determinados.

Hay que matizar que, aunque cumpla con todos los requisitos, la última palabra en la concesión del crédito la tendrá la respectiva entidad bancaria, según los criterios que utilice, que varían mucho de unas entidades a otras
 
Qué Debemos Saber Antes de Pedir un Crédito Rápido
Una vez pasado el verano, con la vuelta al trabajo, al colegio y a la vida cotidiana, con una situación económica que presiona con repuntes en el precio de algunos servicios, impuestos y con unos ahorros mermados después de los gastos de las vacaciones y con las facturas llegando al buzón de correos, es fácil sentirse agobiado por la falta de efectivo en la cartera.

Buscando alternativas para equilibrar las cuentas, es frecuente pensar en acudir a los créditos rápidos para salvar la situación y seguir adelante. Puede parecernos una solución inmediata, pero transcurridos unos meses puede tener un efecto contrario, sobre todo si no conocemos bien las condiciones del crédito.

Hace 3 anos tuvieron un auge importante, aunque actualmente, como consecuencia de la crisis, han descendido las solicitudes, los importes de los créditos y las empresas dedicadas a la gestión de los mismos. Ya no es tan fácil acceder a ellos porque la exigencia de parte de las entidades financieras han aumentado, estudian más las solicitudes y aprueban menos porque estudian más los documentos de los solicitantes.
 
RECOMENDACIONES DE EUROCONSUMO AL CONTRATR UN CRÉDITO AL CONSUMO

Los solicitantes de estos créditos deben saber a que se exponen al firmar el contrato.

Nosotros siempre recomendamos SOLICITAR UNA COPIA DEL CONTRATO ANTES DE FIRMARLO Y LEER BIEN LA LETRA PEQUENA., SABER PERFECTAMENTE LO QUÉ SE CONTRATA Y CON QUIÉN SE CONTRATA.

Vamos a hacer hincapié en algunas recomendaciones que no debe pasar por alto cuando contrata no sólo un crédito de este tipo sino cualquier tipo de crédito.

1/ Compruebe que la publicidad de los créditos se ajusta a la realidad.

2/ Recopile toda la información relativa al crédito que va a pedir.

3/ Pida el contrato que va a firmar y lea con atención la letra pequena. Pregunte todas las dudas que tenga e infórmese con detalle de todas las condiciones del crédito que solicita.

4/ Es muy importante que conozca con detalle los DATOS FINANCIEROS del crédito que solicita que detallamos a continuación:

1) Los Tipos de Interés. Son los que producen más discrepancias entre el banco y los clientes. Lo más importante es saber cual va a ser el Tipo de Interés Nominal y la Tasa Anual Efectiva del préstamo: TAE ( No mensual ), tanto del primer ano como de los siguientes.Es un dato más realista del coste real de la financiación porque incluye el interés del préstamo, más las comisiones más los gastos generados en la operación y repercutidos en la factura que el cliente pagará.

2) Los Anos de Plazo para Devolver el Crédito.
Cuanto más anos de plazo haya, más intereses se pagan y la cantidad de dinero a devolver es mayor.

3) Las Comisiones de Apertura y Cancelación, tanto parcial como total. Las comisiones suelen cobrarlas por la firma del contrato, postergar el pago, pago anticipado, comisiones por cualquier gestión solicitada por el deudor incluyendo un cambio en la fecha de pago.

4) Los Intereses por Impago de Alguna Cuota.

5) Los Gastos Totales. Tanto de gestión de la empresa intermediaria, como de la gestoría, notario y registro ( estos dos últimos en caso de que haya que escriturar)


5/ Antes de firmar, recomendamos que CALCULEN LA SUMA DE TODOS LOS PAGOS que han de efectuar a la entidad bancaria mientras dura la vida del crédito.

6/ Es recomendable vincular el plazo del crédito con la duración del producto o servicio para el que se solicita el préstamo.


7/ Es interesante el valorar si es necesario el contratar un seguro de protección de pagos. Este es una garantía por si no se puede pagar alguna letra y, aunque algunas entidades lo establecen como obligatorio, el consumidor puede escoger otras ofertas

8/ Antes de pedir un crédito, es muy interesante el calcular antes cual de todas las otras opciones que existen para obtener dinero es la que nos sale más barata.

Otro dato importante es conocer el tipo de crédito que el bancos otorgue. Actualmente, se conceden dos tipos de créditos.

a) El crédito personal rápido cuyo interés puede alcanzar el 6%,

b) También podrían otorgarle otro tipo de crédito más caro y peligroso, el "revolving", en el cual el crédito vuelve a estar disponible a medida que el cliente lo va amortizando, nunca se acaba, en éstos el interés puede llegar a 26 %.

A pesar del elevado coste de este último tipo de financiación, a los usuarios les atrae la facilidad y la rapidez de su tramitación. Algunas entidades incluso lo ofrecen en una tarjeta de crédito ( está asociado a numerosas tarjetas de crédito) y le sugieren a sus clientes la utilización de los mismos para financiar sus compras.

 
El crédito al consumo se ha reducido un 25% desde el comienzo de la crisis
Desde 2010 nos enfrentamos a una grave crisis financiera nacional y a una crisis de riego-país que ha ocasionado que la Unión Europea y el FMI creen un mecanismo de asistencia financiera para hacer frente al rescate de los países con problemas, lo que unido a otros elementos de la crisis económica relativos a los graves desequilibrios acumulados en los anos de expansión, ha supuesto que se transforme radicalmente el entorno en el que se mueve la actividad de la financiación al consumo.

La crisis ha evolucionado hacia nuevas manifestaciones que afectan en general a la actividad financiera y, en particular, a la financiación al consumo, lo que ha originando importantes cambios normativos, procedentes de la transposición a la normativa espanola de la Directiva Comunitaria del Crédito al Consumo de 23 de abril de 2008, que se recoge en el Proyecto de Ley de Contratos de Crédito al Consumo. La norma exige una mayor transparencia, que obliga tanto al financiador como al vendedor que actúa entre éste y el consumidor final y busca la explicación individualizada al consumidor para que éste pueda evaluar si el crédito se ajusta a sus necesidades y a su situación financiera, así como las consecuencias en caso de impago.

Las medidas extraordinarias de provisión de liquidez, por parte del Banco Central Europeo, han hecho posible que las entidades espanolas puedan hacer frente a la 7 refinanciación de su deuda a un coste asumible y hayan seguido generando beneficios con los que provisionar las pérdidas sufridas por el aumento de la morosidad.

En lo referente a las entidades especializadas en el crédito al consumo, la citada situación provoca más dificultades para obtener recursos financieros en los mercados internacionales.

Otro factor importante es el elevado endeudamiento de los hogares, que en 2007 se elevó hasta un 130%, aunque el crédito al consumo apenas representaba un 12% del volumen total de la deuda de los hogares, (un poco menos que la media comunitaria, que rondaba el 13%). De lo que se deduce que el crédito al consumo no ha sido el responsable del enorme crecimiento del endeudamiento de las familias.

Desde entonces hasta finales de 2010, el volumen nominal de la deuda apenas se ha reducido. Pero hay que destacar que el incremento del endeudamiento de las familias espanolas era debido al importante aumento del crédito hipotecario destinado a la adquisición de vivienda.

El elevado nivel de endeudamiento de los hogares, sumado a la alta tasa de paro y la falta de confianza de los consumidores, limitan el crecimiento del consumo y, como consecuencia de ello, la capacidad de recuperación del mercado del crédito al consumo en Espana. Cabe esperarse que, cuando los consumidores recuperen su capacidad de consumo y de endeudamiento, los criterios de concesión de créditos de las entidades serán más prudentes como consecuencia de la experiencia adquirida durante la crisis y por las mayores exigencias regulatorias existentes en la actualidad. La crisis ha tenido como una de sus principales consecuencias, la mayor importancia que se concede a la gestión del riesgo, buscándose más la seguridad que la realización de un gran volumen de operaciones. Esto se refleja en un endurecimiento de los criterios y condiciones de concesión de préstamos a los hogares y a las empresas y un mayor grado de exigencia en las condiciones crediticias. Las entidades se han visto obligadas a adaptarse a este nuevo contexto transformando sus estrategias y sus prioridades, ya que el tamano del mercado se ha reducido.

En el primer trimestre del 2011 la concesión de créditos ha disminuido notablemente debido a la reducción de inversión crediticia por parte de las diferentes entidades financieras del país. La oferta de créditos al consumo ha caído un 5,8%, poniendo más y más trabas al proceso de salida del enfriamiento económico de estos días.

Si bien, la morosidad ha bajado notablemente en el mismo período de tiempo analizado, esto no ha logrado impulsar a los Establecimientos Financieros de Crédito a revertir su política económica de concesión de créditos para impulsar el consumo y la producción a nivel nacional.

Las principales razones para la reducción de los créditos al consumo son dos:

1/ La caída de la demanda

2/ Las dificultades de los establecimientos financieros de crédito (EFC) para obtener dinero.
 
Concesión de Créditos Nuevos al Consumo
El Instituto de Estudios Económicos (IEE) y la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) han presentado un estudio en la Revista del IEE, en el que hablan de la pérdida de volumen de negocio de los establecimientos financieros de crédito debido a los efectos de la crisis, ya que en los últimos anos han reducido un 25% el crédito al consumo por las dos causas que acabamos de citar y sobre el futuro del negocio del crédito al consumo.

D. Gregorio Izquierdo, Director del Servicio de Estudios del IEE ( Instituto de Estudios Económicos ) y D. José María García Alonso, Presidente del Asnef ( Asociación Espanola de Establecimientos Financieros de Créditos), durante la presentación del citado informe, afirmaron que el sector del crédito al consumo tiene todo lo necesario para ser un factor acelerador del crecimiento económico. Coincidieron al afirmar que el sector del crédito al consumo, que engloba en su mayoría a establecimientos financieros de crédito ( EFC ), "ha hecho ya los deberes para adaptarse al nuevo contexto macroeconómico".

D. José Ma García Alonso afirma que la concesión de nuevos contratos de préstamos al consumo de productos durante el primer trimestre ha supuesto un importe de 760 millones 800 mil euros. Esto equivale a un descenso de 5,81 % en el primer trimestre de 2011 comparado con el mismo periodo de 2010. Del total indicado, 223 millones 600 mil fueron para préstamos de coches ( -5,67% ) y los otros 537 millones 200 mil estuvieron destinados al consumo (-5,81%).

Así mismo indica que la morosidad alcanzó un 19,6% en el primer trimestre de 2011 ( siendo a finales del 2010 del 21,3% ), por lo tanto 7 décimas menos que en el último trimestre del ano anterior, y la morosidad en la compra de vehículos de enero a marzo de 2011 del 14,21% ( siendo del 15,2% a finales del 2010 ).

Por Comunidades Autónomas, es Madrid quien encabeza la lista como Comunidad más beneficiada con este tipo de créditos al consumo, seguida por Andalucía y Cataluna.

Retrocedió también la actividad crediticia durante 2010 en comparación con el 2009. Al respecto, García Alonso argumenta que " la gente no tiene confianza en la situación actual y retrae sus compras " y afirma que no hay senales de recuperación, al menos durante este ano.

También justifica la bajada en los créditos a la adquisición de coches al final de las ayudas para estas compras que, en su momento ( 2010 ), animaron el sector, también asegura que el ascenso del I.V.A. al 18% tampoco ha ayudado a que el consumo se reactive. Sin embargo, asegura García Alonso que lo bueno es que la morosidad desciende.

García Alonso admitió que la cifra continúa siendo negativa, aunque valoró el esfuerzo llevado a cabo por los EFC para contener el riesgo, argumentando que para ello ha sido necesaria una completa reestructuración del sector motivada por la crisis financiera y económica, que ha contribuido a facilitar que "los mejores competidores se mantengan".

También senaló que el sector del crédito al consumo que surja tra s la crisis será completamente diferente al de los anos de crecimiento, y tenderá a ser más restrictivo en la concesión de nuevos riesgos y en el tratamiento de sus clientes, ya que tenderá a aumentar la fidelización de los mismos y a evaluar su riesgo de crédito ( y por lo tanto, el precio de sus créditos ) de forma personalizada.

García Alonso reconoció que aún es pronto para fijar el horizonte de la recuperación del crédito en este segmento y la mejora de la economía espanola. Incluso aseveró, que al cierre de 2011 el crédito concedido por las entidades asociadas a Asnef continuará a la baja. Sin embargo, se mostró convencido de que el sector ha afrontado ya su reestructuración y que los deberes hechos en tiempos de crisis le permitirán sentar la base de la próxima recuperación.

Además, recordó que la evolución de las nuevas concesiones de créditos, tanto para la compra de bienes de consumo como de automóviles, depende de la evolución de los mercados internacionales, de los tipos de interés y de la prima de riesgo del país

Los autores del informe recordaron que en los tiempos de bonanza esta financiación representó el 10% del PIB, una cifra que en estos momentos se reduce al 8%, y que actualmente continúa a la espera de que se reactive la demanda "solvente".

En estos dos últimos anos hay menos trabajo para el recobro. Es decir, que con menos créditos concedidos y con mejores garantías no queda por recobrar casi nada.
 
La Morosidad Cayó en Marzo de 2011 por Primera Vez en Cinco Meses, al 6,11%
La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas se situó en febrero en el 6,11%, el nivel más bajo desde septiembre de 1995, según datos del Banco de Espana recogidos por Europa Press.

Esta tasa supone un ligero recorte de 0,08 puntos respecto al dato de febrero (6,19%), y un incremento de 0,73 puntos en relación a la morosidad registrada hace doce meses (5,38%).

La tasa de impago se mantiene por encima del 6% desde el pasado mes de enero, pero con el dato de marzo, se hace un alto en el camino alcista después de cinco meses consecutivos de subidas.

Los créditos dudosos se situaron en 111.511 millones de euros, lo que supone un recorte de 1.096 millones respecto a febrero y un incremento de 14.042 millones respecto a marzo de 2010.

La cifra absoluta de impagos se encuentra por encima de la barrera de los 100.000 millones desde hace once meses, cuando en mayo de 2010 la superó en 266 millones, y solo se ha situado por debajo en junio del mismo ano.

La morosidad del sistema, sin contar con los establecimientos financieros de crédito, se situó en marzo en el 6,02%. Las denominadas financieras registraron una tasa de impago del 9,78% y sus dudosos marcaron 3.956 millones.
 
Los Bancos Tienen Más Mora que las Cajas
Los bancos volvieron a situar su morosidad por encima de la de las cajas de ahorros tras integrarse en el cálculo a entidades como CCM (englobada en Cajastur) y BBK Bank (antes Cajasur), que se han transformado en bancos.

Los bancos registraron una morosidad del 6,26%, lo que supone una bajada de una décima respecto a febrero, mientras que las cajas de ahorros marcaron una mora del 5,95%, lo que significa 0,11 puntos menos que el mes anterior.

La Asociación Espanola de Banca (AEB) ha subrayado en diversas ocasiones que en los próximos meses se prolongará esta tónica a medida que las cajas de ahorros que están en reestructuración aporten su actividad financiera a bancos.

Por otro lado, la tasa de morosidad correspondiente a las cooperativas de crédito se incrementó en 0,17 puntos respecto al mes precedente y se estableció en el 5,24%.
 
Particulares se Organizan para Realizarse Préstamos Entre sí
Empezó como algo difícil de creer, que se ha ido perfeccionando y ya se identifican como "comunidades autofinanciadas" . Se define como un grupo de personas que se conocen entre sí y se prestan dinero. Se trata de un recurso que ha aumentado ante el hermetismo de los bancos y como resultado de la necesidad de los particulares por obtener liquidez.

La iniciativa cuenta con el respaldo de la Fundación del Instituto de Crédito Oficial, ICO, y tiene presencia en varias ciudades, principalmente en Barcelona. El ano pasado movilizaron 350 mil euros en 700 créditos personales.

Según el fundador y director de la Asociación de Comunidades Autofinanciadas, ACAF, Jean Claude Rodríguez Ferrara, el préstamo personal promedio es de 350 euros y generalmente, es solicitado por los miembros para aguantar hasta la próxima nómina.

El destino más común del dinero es la constitución de nuevas empresas o gastos personales inaplazables como los libros del colegio de los ninos, un viaje de urgencia, o la reparación de una avería de algo imprescindible como la calefacción.

Cada grupo está integrado por entre diez o treinta miembros los cuales hacen un aporte mensual que conforma un fondo para prestar de allí a alguno de sus miembros cuando éste enfrente un apuro económico.

La cuota mínima es de 10 euros mensuales y cada socio puede solicitar hasta 4 veces la aportación que hace habitualmente.

Las condiciones

Obtener el préstamo personal es más fácil de lo que es hoy día lograrlo con un banco. Sólo se necesita el aval de dos socios y los miembros reunidos fijan los intereses, ( cuando los haya). Según Rodríguez, dichos intereses se destinan al fondo de la comunidad o a actividades que profundicen la relación que hay entre los socios como una cena u otros encuentros para relacionarse entre ellos.

El plazo promedio de amortización es de 180 días y el miembro no podrá pedir un nuevo préstamo hasta terminar de pagar el que debe. Si la persona incumple los pagos recibe una multa y si no paga nunca no podrá volver a solicitar dinero en el grupo.

Con sencillas medidas y la presión de grupo, se ha logrado que sólo se hayan registrado dos o tres casos de morosos en los siente anos de vida de estos colectivos en Espana.

El alcance de este sistema ha sido económico y social pues se crean redes de confianza a las cuales los miembros pueden acudir en caso de necesitarlo además de que la gente común ha aprendido lo que es el compromiso de pedir un dinero prestado y devolverlo y pagar intereses.

Los miembros más comunes de estas comunidades son inmigrantes pero cada vez más espanoles se agrupan y forman nuevos grupos.

Presencia internacional

Actualmente existen en el mundo unas 2 mil comunidades autofinanciadas en 53 estados, principalmente de América Latina y África.

En Espana, durante los últimos 7 anos, Rodríguez ha ayudado en la formación de diversas comunidades en Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Santander y Canarias.

Sin duda, el apoyo de la Fundación ICO ha sido importante para la consolidación de estas comunidades ya que la misma ha contribuido a su crecimiento y ha mejorado su imagen y credibilidad.
 
Bancos y Cajas Disminuyen en un 46% Anual los Créditos a Particulares
Tal y como hemos venido senalando, en los últimos meses la inversión crediticia de los bancos está muy disminuida. Para confirmarlo basta con observar los últimos números publicados por el Banco de Espana que arrojan que los contratos de préstamos nuevos en abril otorgados por bancos y cajas disminuyeron un 4,7 por ciento los destinados a particulares y un 14,2 por ciento los orientados a entidades no bancarias, si se les compara con los concedidos en marzo.

En total, los particulares recibieron, de las entidades financieras, préstamos por un importe de 5 mil 377 millones de euros en contraposición a los 5 mil 645 millones concedidos en marzo, esto está un 4,7 por ciento por debajo.

Mientras tanto, las corporaciones recibieron de estas entidades 36 mil 664 millones de euros, a diferencia de los 42 mil 734 millones del mes anterior, lo que significa un 14,2 por ciento de retroceso en el importe total concedido con respecto al mes anterior.

Si miramos los porcentajes interanuales, la situación es más dramática. En un ano, la financiación dirigida a particulares ha descendido en un 46 por ciento y en un 28 por ciento los destinados a corporaciones.

Los bancos otorgaron más créditos a particulares que las cajas, durante el mes de abril, al concederles 2 mil 877 millones de euros, mientras que las cajas colocaron en este segmento 2 mil 500 millones.

Sin embargo, las cajas concedieron más préstamos hipotecarios que los bancos, al 13 conceder para este fin un importe total de un mil 626 millones de euros, mientras que un mil 205 millones fueron otorgados por los bancos para la compra de casas.

Paralelamente, los bancos destacan en la financiación a empresas al prestarles un total de 27 mil 649 millones de euros durante el mes de abril, en contraposición de las cajas que registraron en ese período créditos por un total por 9 mil 15 millones para financiación corporativa.

Según noticia reciente de 3 de septiembre de 2011, aparecida en el Periódico "5 Días", los créditos al consumo siguen cayendo

El grifo sigue cerrado en lo que a concesión de créditos al consumo se refiere. La etapa de alegría financiera en la que conseguir un préstamo por parte de bancos o financieras de consumo era relativamente fácil ha terminado y es que la crisis económica ha hecho mella en el sector. El miedo se apodera tanto de las entidades (que endurecen los trámites de la concesión de créditos por miedo a la morosidad), como de los clientes, quienes descienden su demanda por el pánico a endeudarse. Un círculo vicioso que aún no tiene solución.

Las entidades bancarias se mantienen estancadas en la concesión de préstamos y continúan con la tendencia bajista que ya se remonta a 2007. La falta de demanda está afectando a todas las entidades y sectores por igual.

Según los últimos datos aportados por el Banco de Espana del pasado mes de junio de 2011, la cuantía de los nuevos préstamos al consumo descendió un 19,8% con respecto al mismo mes del ano anterior y totalizaron 1.498 millones de euros. Del mismo modo, el saldo vivo llegó hasta los 210.566 millones de euros, un 5,7% menos interanual.

En este contexto, algunas entidades endurecen cada vez más los filtros para la concesión de préstamos y procuran evitar la elevada morosidad, siendo más prudentes a la hora de conceder créditos en un momento como el actual.. Aun así, los créditos impagados concedidos por entidades descendieron en junio hasta el 6,41%, ocho centésimas menos que en mayo. Ya en el mes de marzo, comenzó su primer descenso tras cinco meses consecutivos de subidas. Los expertos ven positivamente esta caída de la mora aunque habrá que esperar hasta mediados de 2012 para ver si se presenta un cambio de tendencia.

Otros entidades apuestan, en este sentido, por los préstamos preconcedidos para sus clientes más solventes y así disminuir los riesgos de impagos. Relanzan estos productos, aunque el aumento de la demanda tampoco es muy considerable. Los seleccionados deberán ser aptos en el "perfil de riesgo del cliente" tras analizar su vinculación con el banco, sus ingresos y gastos. Tras pasar el análisis, los clientes 14 podrán disfrutar de un préstamo de hasta 24.000 euros, con un tipo de interés del 8% y con una comisión del 2% de apertura.

Aspirar a un crédito puede convertirse en una carrera de obstáculos. En estos tiempos cumplir los requisitos establecidos por las entidades no es tarea fácil. El primero de ellos es tener una nómina (algo que actualmente resulta un reto para el solicitante y un elemento muy valioso para las financieras). Esta condición se relaciona con la siguiente, el grado de vinculación con la entidad. Tener un plan de pensiones, la domiciliación de la nómina o una hipoteca en dicho banco puede facilitarle unas condiciones más favorables o incluso la posibilidad de acceder un crédito preconcedido. Cuantos más productos financieros contratados, un menor importe de cuotas y tipos de interés.

Otras entidades ponen otros tipos de facilidades y ventajas a sus clientes en su crédito al consumo. "Cuota Cero" no pagará ninguna cuota en los tres primeros meses. El importe al que puede optar va de 1.000 a 60.000 euros con una amortización de hasta ocho anos y con la posibilidad de elegir entre un interés fijo o variable. El "Supercrédito" también da a elegir al cliente la periodicidad de pagos que más le convenga. Del mismo modo, el "Préstamo Estrella" también ofrece a los clientes la posibilidad de elegir el número de cuotas con una amortización máxima de ocho anos. Además, los clientes titulares del programa "multiestrella" tendrán ventajas y regalos adicionales en la contratación.

Créditos al instante


Pese a que actualmente los anuncios publicitarios de créditos rápidos brillan por su ausencia, Cofidis y Cetelem siguen manteniendo ese modelo con nuevas ofertas. La primera de ellas presenta los créditos Vida Libre o Dinero Ya que con un importe máximo de 3.000-1.500 euros respectivamente, puede disponer de un crédito en el mismo instante. Por su parte, Cetelem dispone de diferentes créditos revolving -de pago aplazado y con una cuota fija mensual- en los que el cliente elige los importes y las cuotas desde 500 hasta 12.000 euros.

Los créditos al consumo más demandados siguen siendo los de adquisición de vehículos, reformas o acondicionamiento del hogar, seguidos, a cierta distancia, por la adquisición de mobiliario, electrodomésticos... Esto lo conocen bien las financieras que no desaprovechan el aumento de demanda.

En junio los préstamos al consumo de más de cinco anos, principalmente destinados a la renovación o compra de vehículos, aumentaron considerablemente. Su saldo vivo creció en 551 millones más con respecto al mes anterior hasta llegar a 142.961 millones de euros. Las principales entidades aprovechan este nicho de mercado, Algunas entidades en su crédito "Estrella Auto" permiten modificar las cuotas con un plazo máximo de amortización de ocho anos. También "Préstamo Supercoche" con un importe máximo de 48.000 euros a pagar como límite en cinco 15 anos y con la posibilidad de abonar la primera cuota a los 90 días o el "Crédito Coche" que incluye un seguro a todo riesgo sin costes durante el primer ano.

Cambiar la cocina, pintar las paredes o redecorar el salón puede ser un problema menor. La entidad que utiliza el eslogan " Estrena casa sin salir de tu hogar," presenta su préstamo para hacer reformas en el hogar. Con un plazo mínimo de 60 meses, ofrece un importe máximo de 60.000 euros, a 10 anos y con una bonificación en el tipo de interés del 2%. Junto a esta promoción la entidad también ofrece una tarjeta con 175 euros para gastar en Leroy Merlín y hasta un 10% de descuento para compras en este establecimiento. Por su parte, Cetelem es una de las entidades que presenta una mayor diversidad de créditos personales. "Nuestras ofertas son personalizadas según las necesidades y hábitos de los clientes", declaran desde la entidad.

Tarjetas: la Opción ante el Desplome de los Créditos

Como alternativa para compensar la caída sufrida en la concesión de créditos personales, las entidades están potenciando cada vez más las campanas de tarjetas para el consumo. Descuentos en gasolineras, supermercados e hipermercados, vales para canjear billetes de avión o descuentos en moda, hoteles, restaurantes, libros etc..., en cualquier época del ano es muy atractiva para los consumidores.

Hay tarjetas como la "Tarjeta a Tu Ritmo" que promociona una entidad y que se adapta a cada periodo del ano. En ella se ofrece de agosto a octubre, un 5% de descuento en la compra de libros, uniformes y moda en algunos establecimientos determinados. También ofrece desde ahora hasta diciembre descuentos en juguetes y menaje del hogar.

Otra entidad ofrece la "Visa Hop", que si contrata antes del 31 de octubre ofrece una rebaja del 10% en librerías, textil, papelerías, y la exención de comisión por retirada del dinero del cajero. Se trata de una tarjeta "revolving" que tiene facilidades de pago y una cuota gratutita por realizar un consumo mínimo de 300 € anuales, a un tipo de interés del 26,82% TAE.

Otra entidad ofrece la "tarjeta Gold", con un crédito de hasta 3.000 €, sin cuota de mantenimiento durante el primer ano y la flexibilidad de decidir qué pagar durante el primer mes, También ofrece "puntos estrella" canjeables por regalos diferentes.

Algunas entidades ya disponen de otro tipo de tarjetas que están proliferando mucho son las destinadas exclusivamente a las compras por internet. No tienen soporte físico, tienen una mayor seguridad y no tienen cuotas de mantenimiento; lo que las convierte en la opción perfecta para las compras vía red.

Cifra de Junio de 2011 de Concesión de Créditos al Consumo :
1.498 millones de €
 
 
Contacte con nosotros a través de info@euroconsumocommadrid.com   
© EUROCONSUMO 2009
C/ Jacometrezo 4 - 6º nº 2 ( 28013 - MADRID ) Tel/Fax: 91 536 21 72